Una joven terminó con sus dos brazos rotos

Una joven de 17 años, Jemimah Thomas, tras subirse a una pelota gigante inflable terminó con los dos brazos rotos luego de descender por una colina al interior de esta pelota.

La experiencia terminaría mal después de que la chica decidiera practicar el juego conocido como zorb.

A continuación se ve en el video como sus amigos graban el momento donde la chica llega abajo, gritando de dolor.









0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!