Consejos prácticos para combatir el frío

Para mis lectores que viven al otro lado del mundo, que en estos momentos lo están pasando mal a causa del frío, quiero compartirles unos datos para esos días tan crudos.

Desde ya, quiero decirles que los acompaño en estos momentos y ánimo por favor.






¿Qué comemos para sentir menos frío?
Durante la temperatura invernal es normal que tengamos más hambre de lo habitual porque en el organismo se produce un cambio metabólico importante y reacciona de esa forma. Ahora cabe dar una serie de consejos a nivel de alimentación para no caer en un sobrepeso o a una falta de vitaminas para afrontar los resfriados.

- Verduras y frutas nuestros aliados para enfrentar el frío
Las verduras y las frutas, son importantísimas en invierno, porque nos aportan mucha proteína necesaria para hacer frente al frío. Hay que comerlas al menos dos veces en la semana.

Las mejores verduras de invierno son la calabaza con gran cantidad de vitamina A, las alcachofas que poseen hierro en cantidad importante y además ayudan a eliminar toxinas a través del hígado. Sin embargo, la verdura que reina en invierno es el repollo, que aporta gran cantidad de potasio; es mejor tomarla cruda en ensaladas ya que hervida resulta indigesta a muchas personas.

Además, hay alimentos que ayudan a aumentar la temperatura corporal: frutos secos, especias como la canela, el clavo, el jengibre, la pimienta, el ajo, la cebolla y cualquier vegetal (hortalizas y frutas) que favorezca el sistema circulatorio.

Es casi obligatorio tomar gran cantidad de vitamina C, ésta se encuentra sobre todo en los cítricos, por tanto, se recomienda tomar un zumo de naranja recién exprimido en ayunas o bien uno o dos kiwis.

Los frutos secos también ayudan con su aporte de ácidos grasos a hacer frente a las bajas temperaturas del invierno. Son recomendables al menos 2 nueces, 5 avellanas y 4 almendras al día.

La sopa, la mejor manera de combatir el frío
Cuando el frío empieza a hacer mella en cada uno de nosotros, nada mejor que combatirlo con una calentita y reconfortante sopa. Sus múltiples propiedades la convierten en imprescindible en cualquiera de los meses del año y es la mejor solución para las estaciones más frías.

Dichas propiedades, tales como su valor vitamínico y su efecto líquido, vienen avaladas por especialistas que la recomiendan, gracias a sus altos efectos nutritivos y dietéticos.

Uno de ellos es, precisamente, este 'efecto líquido': entre el 70 y el 80% de nuestro cuerpo es líquido o agua, de ahí el placer e incluso alivio que experimentamos al 'beber', en lugar de 'comer' un alimento. La sopa, por su alto contenido en agua, ayuda a la hidratación de nuestro organismo.

Se recomienda tomar antes de cada comida un consomé elaborado a base de cebolla, zanahoria y apio.

Evitemos:
• Grandes cantidades de mantequilla
• Aperitivos procesados de maíz
• Papas fritas
• Pepinos
• Refrescos y alcohol.

¿Y qué nos ponemos para combatir mejor el frío?
Para combatir el frío debes abrigarte por capas. Es decir, nada de ponerse una sola prenda gruesa, sino que es preferible llevar varias prendas, como si fuéramos una cebolla. Cada una de estas capas hará de barrera para evitar la entrada del frío en nuestro cuerpo. Por otro lado, si el frío es muy intenso, procura no salir de casa, a menos que sea imprescindible y si tienes que salir, ya sabes, bien abrigado.

Además, para combatir el frío es bueno que te cubras la cara, para evitar que nos entre el frío. Igualmente, llevar un gorro es muy útil, ya que por la cabeza perdemos gran cantidad de calor. Beber agua y evitar las actividades físicas también es recomendable.

Cubrirse bien las extremidades es imprescindible para abrigarnos: cabeza, manos y pies, y no sólo en la calle, también en el interior de las casas si tenemos sensación de frío. Ya lo dicen las abuelas, los pies calientes evitan resfriados.

Otros consejos…
• Por las mañanas debemos ducharnos con agua caliente para acabar gradualmente con una ducha fría, así estimulamos la circulación y además nos ayuda a entrar en calor.

• Si es posible, tomar un sauna semanal para eliminar toxinas a través del sudor, de esta forma evitaremos su acumulación en nuestro organismo y así ahuyentamos virus como el de la gripe.

• Es importante no dormir con la calefacción, sino que hay que apagarla cuando nos acostamos, y es más, es recomendable dormir lo suficientemente aireados, quiero decir con esto que lo mejor es dormir con la ventana un poquito abierta para que entre aire y se oxigene la casa.

• Si tienes que ir en coche, ya sabe, con mucha precaución y lleva las cadenas siempre por si necesitas utilizarlas. Si no tienes que salir, mejor que no lo hagas, procura no ir en coche ya que si hay heladas en la carretera el riesgo es mucho mayor.

• Calentar los huesos durante este invierno tempestuoso no tiene por qué desbaratar nuestro presupuesto. El calorcito ecológico puede surgir muy fácilmente del movimiento: súbete a la bici estática, practica tablas de ejercicio, haz el amor, pasea, limpia la casa, juega con los modernos videojuegos que hacen sudar.

• Usa la tradicional bolsa de agua caliente. Gastarás menos energía que con la calefacción, la manta o almohada eléctrica, y su eficacia es suficiente como para sentir una calidez confortable.

• No olvidemos echar un vistazo a la casa. A veces, en construcciones antiguas o defectuosas, hay rendijas, grietas que dejan pasar el aire. Pues bien, si nos encontramos con estas fugas, una medida de urgencia es cubrirlo con cinta adhesiva o un trozo de tela o cartón para aislar nuestro hogar del frío.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!