Trucos para llevar nuestra cara a su máximo esplendor!

En primer lugar debemos identificar qué tipo de rostro tenemos, para luego poner los volumenes de los peinados en las zonas adecuadas y así compensar la forma y simular el rostro ideal. Hay caras con forma cuadrada, alargada, redonda, diamante, triangular, ovalada, y las diferentes combinaciones de ellas.





Cuadradas: Muy fáciles de reconocer, tienden a ser anchas, de
maxilares gruesos y líneas rectas, como Salma Hayek. Si tienes esta forma, debes evitar despejarla completamente y usar ondaspara suavizar las líneas rectas, pero sin aplicar mucho volumen a los costados para no ensancharla más. Ideal el volumen en la parte superior de la cabeza y siempre usa la partidura hacia un costado, no al medio, lo que estilizará.

Alargado: Sarah Jessica Parker es el prototipo perfecto, donde la frente es amplia y la distancia entre la sien y el maxilar es muy grande. A evitar los jopos y moños altos, pues alargarán aún más tu cara. Intenta no despejar al 100% la frente; un flequillo hacia el lado, con ondas a los costados, es la mejor opción.

Redondas: Como su nombre lo indica, son con líneas curvas, donde generalmente el mentón no sobresale y los ojos destacan mucho, ya que no tienen los pómulos marcados, tal como Kirsten Dunst. Hay que buscar las líneas rectas, por lo que se recomienda alisar a los costados de la cara y dar volúmen en la parte alta de la cabeza para estabilizar el rostro, por ejemplo, con un jopo.

Triangular: El último tiempo estos rostros se han apoderado de la publicidad, comerciales y pasarelas. Es armónico y muy femenino, donde se forma una diagonal entre el mentón y la sien pero sin falta de masa ósea en la parte inferior de la cara. Tienen los pómulos marcados y prácticament todos los peinados les quedan bien. Si tienes esta forma, puedes despejar tu cara completamente para resaltar aún más tus rasgos o usar el pelo muy corto, como Halle Berry.
Finalmente encontramos rostros como el de Naomi Campbell, quien tiene una cara muy parecida a la triangular, pero que en la zona del mentón se nota una disminución de la masa ósea importante, por lo que para compensar esto debes poner volumen ahí y evitarlo a la altura de los ojos, por ejemplo con un moño hacia un costado y sin volumen sobre las orejas.

Ya conoces los trucos para equilibrar tu rostro y deslumbrar con los peinados que más te favorecen, por lo que la próxima vez que decidas realizarte uno, primero fíjate si tu referente tiene tu misma forma de cara, para asegurarte que te verás increíble.




Fuente: Publimetro.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!