La quimioterapia en el embarazo no daña al feto

Actualmente cuando una mujer es diagnosticada con cáncer durante el embarazo se enfrenta a una terrible decisión: abortar para poder someterse a los perjudiciales tratamientos de quimioterapia o retrasar el tratamiento hasta que el bebé nazca y arriesgar su propia supervivencia.


Ahora una nueva investigación encontró que en muchos casos no es necesario tomar ninguna de estas drásticas medidas porque la quimioterapia no daña al feto.

El estudio, publicado en la revista The Lancet Oncology, siguió a 68 mujeres embarazadas -que dieron a luz a 70 niños- que fueron sometidas a ciclos de quimioterapia durante el embarazo.
Posteriormente se analizó la salud de esos niños, desde 1,5 años hasta los 18 años de edad.
Los investigadores encontraron que los sujetos estudiados se habían desarrollado tan bien como los niños de la población general.
Lo cual indica, afirman los científicos del Instituto de Cáncer de la Universidad Católica de Lovaina, que no es necesario retrasar la administración de quimioterapia durante el embarazo.
Se calcula que una de cada 2.000 mujeres embarazadas se ve afectada con cáncer y los casos están en aumento debido a que las mujeres cada vez se embarazan a edades más avanzadas.

Situación difícil

La quimioterapia, el tratamiento que se utiliza de forma estándar para matar a las células cancerosas puede tener efectos muy perjudiciales también en las células sanas.
Tal como explica el doctor Frédéric Amant, quien dirigió el estudio, diagnosticar a una mujer con cáncer cuando está embarazada es una situación sumamente difícil.
"En algunos casos la situación seguirá siendo desafiante porque si el cáncer está avanzado puede ser fatal tanto para la madre como parte el feto" expresa el investigador.
"En otras situaciones hemos logrado salvar al niño aunque hemos perdido a la madre inmediatamente después del parto, por ejemplo, cuando la mantuvimos viva con un tumor cerebral terminal".

"En ocasiones la pareja de la mujer declara que sería incapaz de criar al niño solo si la madre no sobrevive el cáncer y entonces se opta por una terminación del embarazo".
"Los hallazgos de esta investigación facilitan el tratamiento de cáncer y ofrecen esperanzas para las mujeres y sus hijos en la mayoría de los casos" agrega el científico.
Las mujeres que participaron en el estudio habían sido sometidas, en promedio, a entre tres y cuatro ciclos de quimioterapia durante el embarazo.

La edad gestacional promedio en el momento del diagnóstico de cáncer fue de 18 semanas.
Y los bebés nacieron en promedio a las 36 semanas de embarazo.
Las pruebas a los que los niños posteriormente fueron sometidos incluyeron análisis neurológicos y pruebas para ver su nivel general de funcionamiento cognitivo.
También se les sometió a electrocardiografías y ecocardiografías y cuestionarios sobre su salud y desarrollo general.

Los niños mayores de cinco años y los adolescentes también realizaron pruebas de audición y lenguaje, memoria y atención.
Los resultados mostraron que todos tenían un desarrollo, coeficiente intelectual, oído, función cardíaca y salud general normales.

Los que habían nacido prematuramente mostraron grados menos de coeficiente intelectual, lo cual se piensa está relacionado al nacimiento prematuro y no a los fármacos, ya que esto también se ve en los bebés prematuros no expuestos a quimioterapia, explican los investigadores.
Y esto demuestra, agregan, que llevar a cabo el parto antes de término para que la madre pueda comenzar la quimioterapia puede afectar la salud del bebé.

Tal como expresan los investigadores "encontramos que los niños que fueron expuestos de forma prenatal a la quimioterapia se desarrollaron tan bien como otros niños".
"Nuestros hallazgos no apoyan la estrategia de retrasar la administración de quimioterapia o de inducir un parto pretérmino para la administración de quimioterapia posparto para evitar dañar al feto".
Y los científicos concluyen que "la decisión de administrar quimioterapia debe seguir los mismos lineamientos que para las pacientes no embarazadas".
"En la práctica, sí es posible administrar quimioterapia a partir de las 14 semanas de gestación con una atención específica en el cuidado prenatal".


Fuente: BBC Mundo

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!