Consumir leche siempre es bueno, ¡ES MENTIRA!

Desde niños nos dicen que la leche nos hará crecer sanos y fuertes, cosa que es cierto, pero después de los 10 años, algunos expertos aseguran que tomarla frecuentemente puede provocar efectos adversos a la salud, dependiendo del metabolismo de cada persona.


La nutricionista Andrea Chicurel, directora del centro Nutrición Inteligente, cuenta que dentro de los prejuicios que puede producir el consumo de leche, van desde la intolerancia a la lactosa, hasta la pérdida de calcio en los huesos.



“La mayoría de las personas tienen intolerancia a la lactosa, algunos lo sienten y otros no, la enzima que se necesita para digerir la lactosa, baja su producción al mínimo a partir de los 4 años, y eso hace que la lactosa no se digiera. Los productos derivados de la leche, como los quesos, sí son más tolerados”, cuenta esta especialista.


Hace 30 años tomar leche, además para tener una buena nutrición, también servía para aumentar el calcio y las proteínas, pero Chicurel es enfática al asegurar que la leche no ayuda a evitar enfermedades a los huesos como la osteoporosis, sino que produce un efecto contrario, porque “algunas personas la digieren de forma muy ácida y el hueso se va descalcificando para poder neutralizar la acidez”.


Además agrega que, “se dice que el calcio es para los huesos, pero en realidad se necesita para mil funciones más en el organismo. Una de estas funciones es mantener el PH neutro. Cuando tú tienes una alimentación muy ácida, donde se incluye el consumo de leche, el requerimiento de calcio es mayor, pero en la sangre. Es un tema súper importante, eso va generando acidez que va haciendo que la persona vaya perdiendo calcio desde los huesos para contrarrestar esta acidez, el calcio es un amortiguador”.


Otro problema que genera la leche, son las alergias. Este lácteo tiene una de las proteínas más alergénicas que existen. “Esto puede causar, no solamente alergias donde uno se pone a estornudar, sino que, entre otras cosas, genera incapacidad para bajar de peso y ansiedad”, puntualiza.

Por esto la especialista recomienda que en edad adulta no se debe consumir leche, y para nutrir al organismo con calcio y proteínas se recomienda consumir con mayor frecuencia otros tipos de lácteos como son los quesos y yogurt, además de huevos y carnes.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!