Dolor de cuello, aquí unos ejercicios


El dolor cervical se define como un dolor a nivel posterior del cuello desde la nuca hasta la zona interescapular. Se considera crónico si persiste por más de doce semanas.


1.- Tumbarse boca arriba con las piernas flexionadas. Apoyar los pies planos en el piso. Cruzar las manos por detrás de la cabeza. La espalda no tiene que perder el contacto con el suelo. Tirar de la cabeza dirigiendo la barbilla hacia el pecho.
2.- Sentado en una silla o en el suelo, mantener la espalda muy recta y con una mano agarrar la cabeza y tirar de ella hacia un costado y luego hacia el otro.
3.- De pie, girar la cabeza hacia un lado sin girar el tronco y tratar de tocar la barbilla. Girar hacia el otro lado. Reiterar varias veces sin forzar ni tensar el cuello.
4.- De pie, colocar un brazo por detrás de la espalda y agarrarlo con la otra mano a la altura del codo. Inclinar la cabeza hacia el hombro contrario.
5.- tumbado boca abajo sobre una camilla o cama, levantar despacio la cabeza y bajarla lentamente. Reiterar varias veces
6.- De lado, tumbado sobre un costado inclinar y levantar la cabeza primero a un lado. Cambiar de postura y girar el cuerpo hacia el otro lado.

7.- Sentada en una superficie plana, sentarse con las piernas cruzadas y colocar las manos detrás de la cabeza. Dejarla caer hacia abajo y luego hacer que vuelva al centro.
8.- Sentarse en una silla con la espalda bien recta. Elevar ambos brazos a la altura de los hombros y moverlos hacia abajo y luego nuevamente hacia arriba.

- Al dormir, hay que intentar mantener una postura adecuada del cuello. Éste debe quedar recto.

- Si se duerme boca arriba, la almohada tiene que ser baja y si se duerme sobre un lado, debe ser un poco más alta.

- Las sillas deben tener el respaldo recto y en lo posible si son altas, mejor.

- Evitar estar de pie durante mucho tiempo.

- Al hablar por teléfono, lo más indicado es sostener el tubo siempre con la mano y nunca apoyarlo sobre el hombro e inclinando la cabeza hacia un costado.

- El ejercicio físico es la mejor alternativa para mantenerse en buenas condiciones.

- Aplicar calor local en la zona afectada alivia el dolor. En los casos agudos, el consumo de antiinflamatorios o analgésicos dan muy buenos resultados.

- Si el malestar es crónico habrá que contemplar otras opciones con la ayuda de un especialista.


Fuente: en plenitud

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!