11 marzo 2012

Probióticos: Microorganismos vivos que cuidan nuestro cuerpo

Los probióticos son una excelente alternativa para mejorar el funcionamiento intestinal y nuestra salud en general, que muchas veces se pueden ver afectada por estrés, malos hábitos alimenticios y el abuso de antibióticos.


Los alimentos probióticos están en boga, escuchamos sobre ellos en todas partes y, sin duda, son fieles guardianes de nuestra salud. Sin embargo, muchas veces no sabemos realmente de qué estamos hablando y es común preguntarse: ¿Qué son y qué beneficios pueden traer para nuestra salud?


La Nutricionista de Clínica Santa María, Marcela Cosentino, cuenta que "los probióticos están dentro de los alimentos funcionales. Específicamente, son microorganismos vivos como los lactobacilos y las bifidobacterias"


La especialista explica que "en forma natural, se encuentran en lácteos fermentados -aceitunas, chucrut, soya, cereales-, productos cárneos, pescados fermentado y bebidas alcohólicas artesanales"

GUARDIANES DE NUESTRA SALUD

Los beneficios de los probióticos son múltiples. Producen sustancias antibacterianas, es decir, mejoran la defensa contra la invasión de otros microorganismos. También y, tal como asegura la Nutricionista, "poblan la flora intestinal que puede verse alterada por la administración de antibióticos evitando las diarreas".


Eso no es todo, pues "a nivel inmunológico, aumentan las defensas previniendo enfermedades y reducen la intolerancia a la lactosa", Pero la lista suma y sigue: "contribuyen a reducir el riesgo de cáncer de colon, impiden el crecimiento de bacterias patógenas (que producen enfermedades) en el intestino grueso y ayudan a prevenir y controlar la diarrea".

LOS PREBIÓTICOS: ESTIMULACIÓN PARA EL CRECIMIENTO DE PROBIÓTICOS

"Los prebióticos son sustancias que no pueden ser digeridas por nuestro organismo y se encuentran en los alimentos como el trigo, ajo, cebolla, espárragos, puerro, remolacha, alcachofa y la raíz de la achicoria".

Estas sustancias mejoran las funciones de la flora intestinal y controlan la absorción de grasas durante el tránsito intestinal, actuando como antimicrobianos y anticancerígenos.

OTRAS DE SUS FUNCIONES SON: aliviar las diarreas producidas por infecciones intestinales, nutrir las células del intestino grueso, mantener la función de las células intestinales, disminuuir el pH o acidez colónico y prevenir así la posibilidad de desarrollar cáncer de colon.


Clínica Santa María

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!