Cuando ir al baño es un problema

Infecciones urinarias


Esta patología es frecuente entre las mujeres, se calcula que un 20% de ellas sufrirán al menos un episodio de infección urinaria en su vida. Lo más importante para tratarla es la consulta con un especialista ante la primera molestia.

La anatomía femenina hace que las mujeres sean mucho más propensas a contraer estas infecciones que los hombres, ya que la uretra (conducto por el que sale la orina) está a pocos centímetros del ano, facilitándose el paso de bacterias hacia el aparato urinario. Desde ahí pueden llegar a la vejiga y contaminarla, lo que deriva en infecciones o cistitis. De no ser tratada, puede producirse una pielonefritis, enfermedad renal menos frencuente que en casos graves puede convertirse en una septicemia, que iplica riesgo vital.


"Existen periodos específicos en la vida en los que las mujeres sufrirán de infecciones" , asegura el Dr. Alfredo Velasco, Jefe del Departamente de Urología de Clínica Santa María. E. primero es en la infancia y tiene directa relación con los hábitos higiénicos.
El segundo periodo, y más importante, coincide conel inicio de la vida sexual activa; se produce por colonización o adquisición de gérmenes durante la relación sexual. El tercer se da cerca de la menopausia, determinado por los cambios hormonales, que implican modificaciones en el ph de la zona genital. Por último, en la tercera edad se acentúan los cambios hormonales y se suman patologías propias de la edad como la incontinencia y el prolapso.


¿Qué hacer?

"Los síntomas de este tipo de infecciones son dolor, especialmente en la zona baja del abdomen, polaquiuria (orinar seguido y en poca cantidad), incapacidad de aguantar el deseo de ir al baño, sensación de no haber vaciado la vejiga, pujo y ardor al orinar. En algunos casos puede haber sangramiento", explica el Dr. Velasco. Cuando los riñones están comprometidos, se produce dolor en la espalda y fiebre.

Ante cualquiera de estos síintomas, se debe consultar con un Urólogo, quien realizará un análisis y cultivo de orina para determinar la presencia y tipo de bacteria, para así indicar un antibiótico adecuado para cada caso.

"La duración del tratamiento dependerá del tipo de infección y de la importancia de la misma", afirma el especialista. Agrega que "si es una cistitis, se puede tratar con antibióticos orales durante dos o tres días, aunque la desaparición de los síntomas puede tardar varios más"



CONSEJOS PARA REDUCIR EL RIESGO DE UNA INFECCIÓN

1. No retrasar la micción cuando tenga ganas de orinar.
2. Orinar tranquilo y sin apuro hasta vaciar completamente la vejiga
3. Beber abuandante líquido diariamente.
4. Acostúmbrese a orinar antes y después de tener relaciones
5. Mantener un pH estable en la piel, evitar el cambio continuo de jaboes y geles de baño.
6. Realizar el aseo genital en forma adecuada.
7. Hacer las necesidades todos los días, preferentemente en la mañana antes de la ducha.
8. Consulta a su médico ante la primera molestia que tenga al orinar.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!