Depresión en el hombre

La depresión en el hombre es más infrecuente que en las mujeres, sin embargo, si se produce conlleva mayores riesgos ya que está asociada a posibles enfermedades coronarias. Además, el hábito de trabajar en exceso, puede enmascarar una depresión. Los síntomas son diferentes a las mujeres, en los hombres se manifiesta con irritabilidad, en lugar de sentimientos de desesperanza. Por lo tanto, puede ser difícil de reconocer. El gran problema es que el hombre sólo pide ayuda cuando ya no puede más.


Los Hombres son más reacios para admitir que tienen depresión. Por lo tanto, el diagnóstico de la enfermedad puede ser más difícil de hacer que en las mujeres.
La tasa de suicidio en el varón es cuatro veces mayor que las mujeres, sin embargo, los intentos de quitarse la vida son más comunes en el sexo femenino.
A partir de los 70 años de edad, la probabilidad de inmolación en el hombre aumenta, alcanzando el nivel máximo después de los 85 años.
Está patología también puede afectar la salud física del hombre, aunque de forma diferente que a las del sexo débil.
En una investigación reciente del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, indicó que la depresión se asocia con un riesgo elevado de enfermedad coronaria en ambos sexos. Sin embargo, sólo el hombre tiene una tasa de muerte debido a un padecimiento coronario que es acompañado con un trastorno depresivo.

  • “ El alcohol y las drogas enmascaran la depresión en el hombre. Igualmente, el hábito de trabajar en exceso, puede disfrazar los síntomas. No es raro que la enfermedad se manifieste con irritabilidad, ira y desaliento, en lugar de sentimientos de desesperanza o desamparo”.
El hombre cuando se da cuenta que está deprimido, tiende a busca menos ayuda que la mujer. “Es importante que cuando el individuo reconoce que algo le sucede entienda y acepte la idea que la depresión es una enfermedad real que requiere tratamiento terapéutico".
La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que la depresión se convertirá en el año 2020 en la segunda causa de incapacidad en el mundo, detrás de las enfermedades isquémicas (infartos, insuficiencia coronaria, accidente cerebrovascular) mientras que en el año 2000 ocupaba el cuarto lugar.
De ahí que desde los distintos estamentos sanitarios se esté potenciando la investigaciónpara intentar atajar este trastorno mental, cuyo índice de prevalencia, lejos de disminuir, amenaza con incrementarse a medida que transcurra el siglo XXI.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu visita a mi blog!!
Te espero pronto....!!!